jueves, 14 de abril de 2016

SETAS VENENOSAS

Existen más de 200 especies de setas venenosas. Sin embargo, muchas especies que se consideraban dudosas, e incluso venenosas, han resultado ser comestibles. En estos casos, el malentendido puede deberse a los trastornos producidos tras la ingestión de setas en mal estado, como ocurre si se comen carnes o verduras estropeadas.
No obstante, algunas setas, sobre todo las amanitas, son muy venenosas y su ingestión produce consecuencias fatales. Contienen toxinas orgánicas que destruyen las células del sistema nervioso central, de los vasos sanguíneos, de los riñones, del hígado y de los músculos. Las toxinas fúngicas más destacadas son: muscarina, monometilhidracina y amatoxinas. La muscarina es una toxina de la amanita falsa oronja o matamoscas, que le ha dado el nombre a esta seta. La muscarina también la sintetizan otros hongos. La monometilhidracina se encuentra en la falsa morchela venenosa, fácil de confundir con la verdadera.
La amatoxina de las amanitas produce dolores de estómago, náuseas, vómitos y diarrea grave. Se produce ictericia y cianosis que producen la muerte. Los síntomas suelen aparecer a las 8 o 12 horas después de haber comido el hongo y la muerte a los 2 o 3 días. El tratamiento para las intoxicaciones con amatoxinas y muscarina es siempre posterior al lavado gástrico. A las personas envenenadas con amatoxinas se les administra el ácido tiócnico, aunque su efectividad no está demostrada. La atropina es un antídoto contra la intoxicación por muscarina, pero no sirve contra el veneno de otros hongos.
La falsa oronja o matamoscas se localiza en los claros y en los márgenes de los bosques, así como en lugares próximos a los bordes de las carreteras. Aparece desde el principio del verano hasta las primeras heladas. Mide entre 10 y 20 cm de alto con un sombrero entre 10 y 15 cm de ancho. Éste es escamoso y de colores brillantes, por lo general anaranjado, carmín o escarlata, recubierto de verrugas blancas. La carne es amarilla bajo la película y blanca en el resto. El pie es también escamoso y blanco, bulboso en la base y con un anillo en lo alto. Las laminillas son blancas o amarillo pálido. El nombre vulgar deriva de su capacidad de envenenar moscas.
La oronja verde, junto con otras tres especies relacionadas, son las setas más mortíferas que se conocen. Muchas de las demás amanitas son tóxicas o supuestamente venenosas. Una excepción es la oronja o -->Amanita caesarea[Author ID1: at Sun Mar 25 21:11:00 2001] (amanita del césar y en México, yema), un hongo comestible conocido desde la antigüedad clásica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario